Temas

Sistema de Saluda

Los Estados Unidos de América son actualmente la única nación desarrollada en el mundo que no provee cobertura de salud universal a sus ciudadanos. Por el contrario aceptamos un sistema que resulta en cientos de miles de ciudadanos en bancarrota cada año por deudas médicas abrumadoras y que permite que decenas de miles de ciudadanos mueran por falta de acceso a servicios médicos. Siempre existirán alegatos que sugieren que un sistema de cobertura de salud universal sería muy costoso pero en una nación que gasta casi 200% más en salud que cualquier otro país en el mundo resulta absurda la idea de que somos incapaces de asegurar que cada Estadounidense tenga acceso básico a servicios de salud.

Para lograr este objetivo hemos de trabajar en dirección de implementar un sistema de salud de pagador único tal como se describe en los proyectos de ley de Medicare para Todos de 2017 y 2019 propuestos por Bernie Sanders (de Vermont) y Pramila Jayapal (de Washington). Este tipo de sistema reduciría los costos de servicios de salud en los Estados Unidos mediante el establecimiento de tasas de reembolso estandarizadas para servicios médicos, al igual que tendría habilidad de negociar los precios de medicamentos e implementar controles de precios en medicamentos recetados. Sin importar la solución que logre el Congreso, es importante que podamos crear un sistema que provea servicios de salud para todos los Estadounidenses a cero costo o con copagos muy mínimos ajustados para tener en cuenta el nivel de ingresos de cada individuo.

Es de suma importancia que no solo nos aseguremos de que todos puedan costear un sistema de salud, sino que también tengan disponibilidad para los servicios médicos que necesiten. Yo propondría la creación de una Iniciativa de Servicios Médicos en Áreas Rurales para incrementar la financiación de investigaciones en la prestación de servicios de asistencia médica en áreas rurales e invertir en facilidades médicas que sean capaces de atender en áreas rurales. Este programa trabajaría para detener y revertir el cierre de hospitales y otras facilidades de servicios médicos en áreas rurales, y crearía trabajos en las regiones que más lo necesitan al proveer recursos educacionales para residentes locales interesados en adentrarse en carreras en el sistema médico.

Reforma Migratoria

Desde su creación en el 2003, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha operado severamente y con poco rendimiento de cuentas. A diferencia de su predecesor, el cual operaba como parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, ICE opera bajo la jurisdicción del Departamento de Seguridad Nacional creado a consecuencia de los ataques del 11 de septiembre. A lo largo de la última década, la agencia ha demostrado una y otra vez que está dispuesta a violar derechos humanos básicos en la ejecución de leyes de inmigración y que ya no es capaz de manejar las operaciones de cumplimento o remoción en la frontera de manera aceptable.

Los ejemplos más recientes de separación familiar en la frontera, así como las operaciones de eliminación de la red de represalias en la región del Triángulo, son síntomas del mayor problema que representa la falta de supervisión de ICE. Los oficiales de la agencia han demostrado repetidamente su incapacidad de cumplir con hasta las acciones más básicas de órdenes judiciales requiriendo unir a familias separadas, además de fallar totalmente en reportar efectivamente sobre personas bajo su cuidado. El uso de instalaciones privadas de detención sólo agrava el asunto y revela los problemas estructurales y fundamentales a los que se ha permitido congregarse. ICE debe ser abolido y su sucesor debe ser colocado nuevamente bajo la jurisdicción del Departamento de Justicia.

Además debemos seguir presionando por una reforma migratoria integral que agilice el proceso de entrada legal a los Estados Unidos. También se necesita un programa de visa para trabajadores renovado que le permita a trabajadores migrantes la posibilidad de ingresar fácilmente a los estados Unidos para realizar trabajos de los que las industrias dependen, sacando de esta forma a millones de personas de las sombras y permitiéndonos proteger de mejor manera a los trabajadores migrantes que satisfacen las necesidades laborales de las empresas estadounidenses. Adicionalmente, el Congreso debe aprobar el Acta del Sueño (Ley de fomento para el progreso, alivio y educación para menores extranjeros) para permitirle a aquellos traídos a los Estados Unidos durante su niñez, y que han sido criados como estadounidenses, el tener finalmente la ciudadanía que merecen.

Falta de Vivienda y Pobreza

En una noche promedio en los Estados Unidos cerca de 200,000 personas se irán a dormir sin un techo sobre sus cabezas mientras otras 300,000 pasarán la noche en refugios que no permiten mucha privacidad o dignidad. Es inaceptable que en una nación de tantas riquezas y recursos sigamos permitiendo que más de un millón de estadounidenses continúen sin alojamiento básico. Mediante la implementación y el financiamiento de programas de vivienda y mejoras a refugios, podremos garantizar vivienda segura a cada estadounidense y así eliminar permanentemente la falta de vivienda en los Estados Unidos.

Adicionalmente, apoyo la creación de un impuesto negativo sobre la renta que asegure que cada estadounidense tenga suficiente dinero para costear refugio y necesidades básicas. Este programa funcionaría creando un sistema de créditos fiscales que garantizaría que el ingreso de ningún estadounidense caiga por debajo de la línea de pobreza. Con el tiempo este programa sería eliminado a favor de un programa de ingreso básico universal que abordará los próximos cambios fundamentales que afectarán los cimientos de nuestro sistema económico moderno a medida que la automatización y la inteligencia artificial se preparan para desplazar millones de trabajadores en las próximas décadas.

Acceso Universal a la Educación Superior

Mientras los empleadores actuales continúen requiriendo educación superior a sus empleados para hasta algunas de las posiciones más básicas, debemos asegurarnos que todos los estadounidenses tengan acceso a educación universitaria gratuita y escuelas de oficios. Bajo este plan los estudiantes se sentirán empoderados a tomar las decisiones necesarias para comenzar la trayectoria profesional de su elección además de que proveerá la oportunidad de avanzar en sus carreras a millones de estadounidenses. En el pasado se han financiado las instituciones universitarias adecuadamente para proveer educación asequible y en este momento en que la educación superior resulta más importante que nunca, resulta imperativo que podamos implementar la educación pública gratuita en los Estados Unidos para preparar a nuestra fuerza laboral a ser exitosa en la economía nacional, así como en la global.

En el caso de los estudiantes actuales y trabajadores sufriendo bajo el peso de préstamos incurridos durante su educación, apoyo una cancelación de deuda única de los 1.4 billones de dólares en deuda estudiantil. Al dirigir al gobierno federal a comprar préstamos privados y perdonar préstamos públicos, le estaríamos quitando un peso de encima a casi 44 millones de estadounidenses y devolviendo ese dinero a nuestra economía en lugar de a una industria creada por la negligencia del gobierno en la financiación de la educación superior.

Adición y la Crisis de Opioides

Desde la declaración de la Guerra Contra las Drogas en los 1970’s hemos presenciado la encarcelación de millones de estadounidenses y la muerte de cientos de miles más como resultado de sobredosis de drogas y acciones policiacas sin nada que demuestre más que vidas arruinadas y billones de dólares desperdiciados. Mediante la implementación de un Medicare Para Todos que pueda proveer tratamiento para estadounidenses y hacer del tema de la adicción una cuestión de salud pública, podríamos tomar las acciones necesarias para acabar con la crisis de opioides y deshacer el daño ocasionado por esta guerra fallida.

En lugar de continuar intentando resolver este asunto con más arrestos, propongo la descriminalización del uso de drogas en los Estados Unidos para de esta manera enfocarnos en las causas fundamentales del problema. De esta forma, cuando la policía se tope con usuarios de droga, estos serían referidos a centros de tratamiento de adicción en lugar de ser arrestados y encarcelados, permitiéndole a las agencias policiacas el enfocarse en la erradicación de distribuidores y contrabandistas. Bajo esta nueva política, también propondría que la marihuana se elimine del programa de drogas de la DEA y se regule bajo un sistema similar al utilizado con alcohol.

Derechos de las Mujeres

Debemos continuar luchando por los derechos de las mujeres y asegurarnos que sean ellas quienes lideren el movimiento para cualquier legislación que intente abordar los problemas que las ellas enfrentan. Es de suma importancia que trabajemos para proteger los derechos reproductivos de la mujer al financiar y expandir el acceso a los servicios de planificación familiar del Título X para garantizar que las mujeres cuenten con el apoyo que necesiten para tomar decisiones si deciden comenzar una familia. Esto último incluye asegurarnos de eliminar las barreras que impiden que le impiden a las mujeres tener acceso a servicios de aborto, así como eliminar la legislación que intenta avergonzar a las mujeres al requerir a los proveedores de servicios el que realicen ecografías mandatorias o que suministren literatura no-científica a sus clientes. También es necesaria legislación que regule el funcionamiento de los ‘centros de crisis para el embarazo’ que intentan confundir y engañar a las mujeres haciéndose pasar por instalaciones médicas legítimas.

El gobierno federal debe continuar tomando un rol activo en asegurarse que las mujeres tengan la oportunidad de buscar y mantener empleo sin discrimen de contratación, paga o seguridad laboral. El abordar las barreras sistémicas que enfrentan las mujeres también incluye equipar a las trabajadoras con el conocimiento y habilidades para defenderse en sus empleos, expandir la participación de las mujeres en empleos en los campos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés) con altos salarios y promover políticas que ayuden a fomentar el avance de las mujeres a cargos directivos y ejecutivos. Esto incluye el implementar políticas de licencia parental remunerada y de cuidado infantil asequible que ayudará a las mujeres que decidan criar hijos a equilibrar el empleo y su familia.

Cambio Climático

Debemos tomar medidas masivas inmediatas para enfrentar el cambio climático y evitar los peores efectos de la destrucción ambiental al planeta, los cuales amenazan la prosperidad y seguridad futura en los Estados Unidos. A pesar de décadas de advertencias de los peligros de las emisiones de carbono no controladas, hemos fallado en abordar el impacto de la actividad humana en el planeta adecuadamente. Hemos tenido más de veinte años desde la firma del Protocolo de Kioto para desarrollar una estrategia para combatir el cambio climático y, sin embargo, no lo hemos logrado debido al cabildeo de intereses corporativos, la obstrucción de intereses políticos y el rechazo absoluto de la ciencia por parte de algunos ciudadanos.

También apoyo sin reservas la Resolución 109 de la Cámara de Representantes propuesta por Alexandra Ocasio-Cortez de un Nuevo Acuerdo Verde que trabajará para reducir rápidamente las emisiones de carbono y garantizar la creación de una economía ambientalmente sostenible.Se acabó el tiempo para un enfoque calmado y medido para abordar las emisiones de carbono, sino que debemos tomar medidas inmediatas para garantizar que podremos dejar un planeta que no haya sido devastado por el rápido cambio climático a las generaciones futuras.

Reforma de la Justicia Penal

Debemos trabajar para implementar reformas al sistema de justicia penal que abordarán la multitud de problemas que enfrentan los millones de Estadounidenses que entran en contacto con nuestra policía, nuestras cortes y nuestro sistema penitenciario. El gobierno federal debe trabajar de la mano con los gobiernos estatales para desarrollar estrategias que deshagan décadas de leyes duras contra la delincuencia, como los mínimos obligatorios y sentencias desproporcionadas. También debemos abordar la expansión de la discreción fiscal que ha creado un sistema de negociación de culpabilidad que ha resultado que sobre 90% de los casos penales nunca lleguen a un tribunal.

Inmediatamente propondría legislación para culminar la utilización de prisiones privadas que se enfocan en obtener ganancias que en el cuidado y rehabilitación de los prisioneros bajo su jurisdicción. La industria de cárceles privadas opera con contratos que requieren que los estados garanticen que las camas en estas facilidades están ocupadas o estos se enfrentarían a multas elevadas, lo cual incentiva a que el sistema de justicia penal encarcele a más personas en lugar de buscar alternativas de justicia más efectivas. Debemos además eliminar de inmediato la práctica de aislamiento y reconocer que su uso cumple con la definición de castigo cruel e inusual prohibido bajo nuestra constitución y el derecho internacional. En cambio, nuestro sistema penitenciario debe reformarse enfocándose en reducir la tasa de reincidencia de los individuos encarcelados al proveer educación y habilidades vocacionales, en lugar de servir como castigo para estos.

Derechos LGBTQ+

Debemos continuar asegurando que los individuos LGBTQ+ tengan los mismos derechos y protecciones que todos los demás estadounidenses. La discriminación y persecución de las personas ‘queer’ y transgénero les impacta desde las edades más tempranas, negándole el derecho a confiar en su identidad y aumentando su susceptibilidad a la ideación y comportamientos suicidas, conduciendo así a su representación excesiva en los sistemas de justicia juvenil y en las poblaciones juveniles de personas sin hogar. El gobierno federal debe añadir la orientación sexual e identidad de género a leyes en contra del discrimen para asegurar que tanto gobiernos como negocios privados no tengan permitido discriminar a personas LGBTQ+.

Esto incluiría enmendar legislación para otorgar a las personas y parejas LGBTQ+ los mismos derechos de adopción que los demás estadounidenses, además de poner fin a la prohibición de la administración Trump de que tropas transgéneros sirvan en el ejército de los Estados Unidos. Adicionalmente, propondría legislación que le permita a los ciudadanos la opción de identificarse como no binarios en papeles e identificación federal para reconocer a aquellos que se identifican fuera del binario tradicional de género masculino o femenino y desestigmatizar las identidades de género no binarias.

Elecciones y Votaciones

Desde el 2006 hemos visto los esfuerzos estratégico por parte del Partido Republicano para aprobar leyes de identificación de votantes que han demostrado afectar a votantes minoritarios y de bajos ingresos que son más propensos a carecer de una identificación de foto emitida por el gobierno. Los intentos de justificar estas leyes usualmente citan el fraude electoral, del cual solo hemos visto 31 casos documentados mientras ignoramos los costos de identificaciones emitidas por el gobierno. Sin una licencia personal para compensar una pérdida de ingresos y el costo de transportación, el obtener una identificación con foto en una oficina del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés) puede costarle a un trabajador con salario mínimo al menos 70 dólares. En Carolina del Norte, una identificación de votante equivale a un impuesto de voto legislado de 13 dólares por el costo de una tarjeta de identificación.

También trabajaría para promover legislación como la Ley de Representación Justa propuesta por Donald Breyer (Virginia) que busca crear distritos congresionales no partidistas para abordar los problemas de las divisiones partidistas y raciales de distritos electorales. Además debemos trabajar para garantizar que todos los estadounidenses puedan participar en el proceso de votación mediante el establecimiento de un registro automático de votantes y la oficialización del día de elecciones como un día feriado federal pagado para todos los trabajadores.

Derechos Trabajadores

Los Estados Unidos deben poner fin al uso generalizado por parte de corporaciones de arbitraje forzoso empleado con la intención de evitar que sus empleados luchen efectivamente contra los abusos en el lugar de trabajo. Al incluir cláusulas preparatorias que dependen de empresas de arbitraje financiadas por corporaciones, estas tienen una capacidad casi incontrolada para dividir los intentos de sus empleados de denunciar faltas corporativas. También debemos enmendar la Ley Taft-Hartley para permitir que los trabajadores formen sindicatos y puedan financiarlos efectivamente para permitirle a los empleados el mejorar colectivamente las condiciones de trabajo.

También abogaría y apoyaría los esfuerzos para aumentar el salario mínimo a un salario digno vinculado a la inflación para garantizar a todos los trabajadores la capacidad de satisfacer sus necesidades básicas y gastar dinero en su economía local. El gobierno federal también debe trabajar para implementar la licencia parental remunerada para todos los trabajadores y promover las deducciones fiscales para las empresas que brinden licencias de enfermedad pagadas a sus empleados para que el enfermarse no ponga a una persona en peligro financiero. A largo plazo, soy un firme defensor de la creación de un ingreso básico universal que abordará las pérdidas de empleos que se producirán a partir de la automatización generalizada y la implementación de inteligencia artificial que revolucionará la economía de los Estados Unidos.

Taxes

Es de suma importancia que todos los estadounidenses contribuyan de manera equitativa a financiar los programas y servicios que permiten que la economía de los Estados Unidos florezca. Los ultra ricos y las empresas que estos construyen se benefician de que nuestro sistema educativo crea el talento necesitado por nuestra economía funciona mejor cuando los estadounidenses tienen dinero en sus bolsillos y no tienen que endeudarse para comprar los bienes y servicios que producen nuestros negocios.

Debemos combatir la desigualdad de riquezas que paraliza nuestro crecimiento económico implementando un impuesto de riqueza a una tasa del 1% para fortunas personales de sobre 20 millones de dólares y 2% para aquellas con más de 50 millones de dólares. Estos impuestos generarán trillones de dólares en las próximas décadas y garantizaran que revirtamos las crecientes altas de desigualdad económica que se acercan a aquellas de los principios de la década del 1920. También creo que debemos gravar las ganancias de capital con las mismas tasas que los ingresos y apoyo la tasa impositiva marginal del 70% sobre los ingresos que excedan los 10 millones de dólares propuesta por Alexandra Ocasio-Cortez.

Puerto Rico

Debemos reconocer nuestra historia profunda con Puerto Rico y trabajar para corregir los errores que los Estados Unidos han cometido en los últimos 120 años. Inmediatamente propondría legislación para enmendar la ley PROMESA de 2016, la cual marginó al gobierno (elegido democráticamente) de Puerto Rico a garantizar el pago de los buitres capitalistas a expensas de su gente. Luego, cuando este proceso pareció afectar las ganancias de la industria de los fondos de cobertura de 3 trillones de dólares anuales, estas empresas demandaron la revocación de la misma junta de control financiero no electa que instalaron.

Como nación hemos de trabajar para abordar un siglo de negligencia mediante el alivio estratégico de la deuda de Puerto Rico y asegurándonos de que tengan fondos disponibles para invertir en mejoras de infraestructura. Esto último incluye la revisión de la red eléctrica de Puerto Rico y el desarrollo de energía renovable en la isla, así como el refuerzo de la infraestructura y edificios para sostener las futuras tormentas que afectarán al país. También debemos otorgar una exención permanente a la Ley Jones, la cual aumenta los precios en la isla al obligar que la carga internacional se envíe primero al continente estadounidense antes de ser transportada a Puerto Rico.